Test: Cosas de Autos probó el Hyundai Veloster

3

Test del Hyundai Veloster - Foto: Cosas de Autos

Suena obvio pero vale decirlo, el Hyundai Veloster es un auto diferente. Y no es casual porque Hyundai fue la marca que de alguna manera recuperó la tradición de las coupé “accesibles” con la exitosa Genesis (de la que ya se vendieron en el país mil unidades) y con este modelo complementó su oferta de una manera diferente.

¿Por qué? Porque no se conformó con ofrecer un hatchback de tres o cinco puertas sino que ideó este producto asimétrico y look deportivo que tiene dos puertas del lado del acompañante y una sola del lado del conductor. De esta manera, quien lo observa desde el lateral izquierdo ve una coupé y quien lo hace desde la derecha se encontrará con un hathcback de corte bien deportivo.

Test del Hyundai Veloster - Foto: Cosas de Autos

Alguno podrá decir que el Veloster “no es ni una cosa ni la otra” pero lo que no podrá asegurar es que es “más de lo mismo”. Las apuestas fuertes pueden salir mal y en este caso por calidad y relación precio-producto, este coreano de pura cepa tiene todas las de ganar porque pelea antes rivales de diferentes segmentos.

Test del Hyundai Veloster - Foto: Cosas de Autos

¿Rivales directos? Por motor (1.6 de 130 hp) y medidas (4.220 m de largo; 2.650 mm de distancia entre ejes; 1.399 mm de alto y 1.790 mm de ancho) el Veloster compite con Alfa Romeo MiTo, Citroën DS3, BMW Serie 1, Volkswagen Scirocco y Volvo C30, por mencionar algunos. Estamos antes un deportivo accesible de tracción delantera y u$s 35.400 (caja manual) cuyo capital más fuerte, cabe destacarlo, es su diseño y no su desempeño. La versión automática (también de seis marchas) trepa hasta los u$s 36.900.

Test del Hyundai Veloster - Foto: Cosas de Autos

Al volante
El motor de cuatro cilindros, 16v de 1.6 litros y 130 cv cumple, lejos de ser brioso (su máximo torque se encuentra a 4.850 rpm) y con un enfoque claramente más pensado en el bajo consumo de combustible que en ofrecer grandes prestaciones. Eso está reservado para la versión Turbo de 200 cv, versión que quizás llegue a nuestro país este mismo año.

Probamos la versión GLS (única disponible en el país) con caja manual de seis velocidades que ofrece relaciones largas, en especial las más altas, pensadas para viajar a bajas vueltas en ruta y asegurando una buena autonomía.

Test del Hyundai Veloster - Foto: Cosas de Autos

Cuenta con un sistema denominado Blue Max que es una suerte de juego incorporado en su pantalla touch screen multimedia de 7″ en el que el conductor se desafía a sí mismo a mejorar su nivel de conducción economizando combustible con un andar sereno, sin acelerar de más y con un pasaje de marchas sugerido desde la computadora de a bordo mediante el sistema de asistencia de cambio de marchas. Luego de chequear los scores acumulados y en tránsito netamente urbano nos pusimos a prueba y en nuestro segundo intento (siempre se mide en lapsos de 10 minutos) conseguimos mejorar el mejor registro y lo bajamos aún más en una tercera prueba: 8,6 litros / 100 km fue el resultado del consumo usando este modo, cifras muy buenas.

Test del Hyundai Veloster - Foto: Cosas de Autos

En ruta, en sexta marcha (una sobremarcha) y a 130 km/h el motor viaja relajado a un régimen de aproximadamente 3.100 rpm y por computadora acusa un consumo promedio de 7.5 litros / 100 km, valores más que interesantes al momento de planear un viaje. Su andar es sereno y la insonorización es otro aspecto muy destacable.

En cuanto a suspensiones no estamos ante un auto deportivo en cuanto a rigidez pero el comportamiento en alta velocidad lo muestra muy estable. Al mismo tiempo, a pesar de ser un auto visualmente bajo, a lo largo de la prueba no tocó en ningún momento, ni ante lomos de burros o cunetas. En tanto, la dirección cuenta con asistencia eléctrica y demostró ser muy estable en ruta y liviana al momento de hacer maniobras de estacionamiento.

Test del Hyundai Veloster - Foto: Cosas de Autos

Test del Hyundai Veloster - Foto: Cosas de Autos

Los frenos, del tipo de disco en las cuatro ruedas (ventilados adelante y sólido atrás) con ABS y Distribución Electrónica de Frenado respondieron muy bien al ser probados tanto sobre asfalto como en tierra, manteniendo la trayectoria del vehículo cuando era necesario gracias a la asistencia de los Controles de Estabilidad y Tracción que permiten corregir cualquier error de maniobra o ante la pérdida de grip. El equipamiento de seguridad se complementa además con la inclusión de seis airbags y ganchos ISOFIX para sillas de niños, y de cinturones de seguridad de tres puntos y apoyacabezas en todas las plazas.

Test del Hyundai Veloster - Foto: Cosas de Autos

A nivel equipamiento el Veloster cumple y no se perciben faltantes importantes, a simple vista uno sólo le reclamaría un tapizado de cuero. La calidad percibida es muy buena, con una plancha, tapizados y paneles de puerta que visualmente y al tacto se lucen y que combinan muy bien con un diseño moderno pero sin estridencias. Relojería precisa y de lectura clara en los costados y computadora de a bordo de simple accionamiento en el centro del panel de instrumentos.

Test del Hyundai Veloster - Foto: Cosas de Autos

Lo que resalta es la propuesta de la consola central que por la disposición de sus elementos se asemeja a la cabeza de una mosca, con la pantalla multifunción en el centro, las salidas de aire a los costados y los controles del aire acondicionado por debajo.

El equipo de sonido es de muy buena calidad y permite disfrutar no sólo de música sino también de imagen: cuenta con radio AM/FM, CD, MP3, DIVX, conectividad para iPod, entrada auxiliar de video (cable RCA incorporado), conectividad Bluetooth y se complementa con cuatro parlantes más dos tweeters.

Test del Hyundai Veloster - Foto: Cosas de Autos

El volante es forrado en cuero con costuras cocidas, ofrece un muy buen grip y controles de velocidad crucero, del equipo de sonido y del manos libres que están al alcance de las manos para evitar distracciones. Como se ajusta en altura y profundidad permite encontrar de manera simple una cómoda posición de manejo, ya que la butaca -de diseño envolvente- se regula en altura y también de modo lumbar. ¿Y si el cinturón de seguridad queda muy atrás en el parante? Cuenta con un prolongador que lo mantiene al alcance de la mano, para mayor comodidad.

Test del Hyundai Veloster - Foto: Cosas de Autos

Por su parte los controles de los espejos retrovisores (que se pliegan eléctricamente), del cierre centralizado y de los alzacristales se encuentran en la puerta del conductor.

Test del Hyundai Veloster - Foto: Cosas de Autos

Mucha luz interior y espacio
Elevar la vista es un placer en cualquier condición de tiempo porque el techo tiene una gran superficie vidriada que se prolonga hasta casi por sobre las plazas traseras. Sin embargo, la visión hacia atrás es escasa y no se necesita mucho para darse cuenta de que la pronunciada caída del techo conjuntamente con los apoyacabezas traseros y la diminuta luneta hacen más que dificultosa cualquier maniobra mirando por el retrovisor interno. Al menos para estacionar el tema está resulto porque además de los sensores el Veloster dispone también de cámara de retroceso.

Test del Hyundai Veloster - Foto: Cosas de Autos

Test del Hyundai Veloster - Foto: Cosas de Autos

Lejos de lo que se puede suponer, en las plazas traseras dos adultos de hasta 1.80 metros pueden viajar más que cómodamente porque hay espacio para las piernas y la cabeza. De cualquier modo (y atendiendo a este segundo punto) hay una señal de precaución en el interior de la tapa del baúl que indica que se debe tener cuidado al bajar la misma cuando hay ocupantes en los asientos traseros porque podrían ser golpeados por la proximidad de la misma.

Test del Hyundai Veloster - Foto: Cosas de Autos

El baúl también sorprende por su capacidad siendo un hatchback, no sólo porque permite albergar hasta 320 litros sino porque además es de boca amplia y se puede aumentar el espacio abatiendo el respaldo del asiento trasero en proporción 60/40 hasta los 1.015 litros.

En el debe marcamos la ausencia de sistema one touch en las ventanillas del acompañante y el pasajero, de faros antinieblas traseros y que cuenta con neumático temporal y no homogéneo, y que sólo permite circular hasta 80 km/h. Que nos gustaría más potencia no caben dudas, pero no esa no es una apreciación para este contacto sino un deseo.

Test del Hyundai Veloster - Foto: Cosas de Autos

Conclusión
El Hyundai Veloster es una más que interesante opción para quien busca un auto de buen diseño y dotación de equipamiento de confort y seguridad, con la calidad que ya es característica de los productos coreanos (sumado a los tres años de garantía ofrecidos) y con un motor que dará más satisfacciones en las recargas de combustible que en las aceleraciones en cada esquina.

Test del Hyundai Veloster - Foto: Cosas de Autos

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios

  1. Que lindo que es…
    pero estos autos se venden por precio…
    entre un mito.. un bmw… un sirocco…. a este auto raro con
    nombre de animal de jurassic park….

    como siempre el test excelente
    completo con mucha info y muy buenas fotos…
    datos tecnicos y practicos.
    lejos sos el mejor en esto. (solo en esto..!)

  2. Me encanta este auto, me vuelve loco. Creo que tiene un precio logico para lo que trae y Hyundai viene haciendo las cosas bien como para animarse a comprarlo.