Diario de viaje: de Misiones a Alaska en una Chery Tiggo (ida y vuelta)

22

Diario de viaje: de Misiones a Alaska en una Chery Tiggo (ida y vuelta)

Mónica y Juan, o mejor dicho, Mónica, Juan y su Chery Tiggo están cumpliendo un sueño. Son un matrimonio argentino que a bordo de su SUV particular está recorriendo todo el continente americano, de ida y vuelta, desde Misiones hasta Alaska.

Antes de partir (ver nota), Cosas de Autos entrevistó a Juan en Posadas, pero nos había quedado inconclusa la historia, saber cómo seguía la cosa, si habían llegado y cómo se había dado todo.

Para eso, nos volvimos a contactar con él y en esta ocasión vía mail nos hizo un resumen de su extenso e intenso viaje al que denominaron “De Misiones por América”, el cual aprovecharon para promocionar las Cataratas como nueva maravilla del mundo.

El origen de un sueño
Una aventura o una travesía, como quieran llamarla, mi esposa y yo la llamamos: “De Misiones por América”. Allá por 2006 decidimos recorrer y conocer nuestra querida Argentina por lo que nos tomamos tres meses de vacaciones y llegamos al punto más extremo del sur: Tierra del Fuego. Cuando visitamos el faro del Fin del Mundo y Bahía Lapataia, nos sacamos fotos junto al cartel que dice: “Aquí termina la ruta 3 la más austral del mundo” y una flecha que señala la distancia que separa ese punto de Alaska: 17.848 km. (por supuesto que en línea recta). Mónica y yo nos preguntamos: “¿Será que podremos conocer Alaska algun día?”

En esa oportunidad teníamos una Ford Ecosport con la que no tuvimos problema alguno y recorrimos en total 19.500 km. Ya de regreso a nuestros pagos, Oberá, entre mates y mates comenzamos a soñar con conocer Alaska, pero siempre en auto y por rutas terrestres visitando todos los lugares que estuvieran a nuestro alcance.

Yo gozando de la jubilación tan esperada como docente, mi esposa con un pequeño negocio, y nuestros tres hijos estudiando en la Facultad, así transcurría 2009. Pero al año siguiente tomamos la decisión en familia: llevar a cabo nuestro sueño, por lo que Sergio, nuestro hijo mayor, y Gustavo, el segundo, se encargaron del negocio.

En mayo de 2011 iniciamos nuestra gran aventura por las Tres Américas. Nos llevó entre seis y diez meses organizar todo (la casa, el negocio, los documentos, etc.) y conseguir el auto con el que llevaríamos a cabo el viaje. Fue así que un día pasé por una agencia Chery en Posadas y me gustó sobre todo el motor 2.0 de la Tiggo y el interior, que es confortable para viajar los dos más el equipaje preparado para acampar, verano e invierno. Hoy puedo asegurar que no nos equivocamos en la elección.

La hoja de ruta, en líneas generales, la bajamos de internet; la idea fue ir recorriendo de ida por la Costa del Pacífico y por la Panamericana (cosa que hicimos), y regresar por la costa Atlántica (algo que estamos haciendo).

De Misiones por América en una Chery Tiggo

Mónica y Juan en el momento de la partida, el 15 de mayo pasado.

Comienza un largo viaje
El 15 de mayo a las 5 hs. comenzamos a rodar por rutas americanas; llegamos hasta San Ramón de Orán, pasamos a Bolivia camino a Tarija, Potosí, Uyuni, donde está el salar más grande del mundo; luego a Copacabana y a recorrer el lago Titicaca. No pudimos pasar a Perú por esas rutas debido a que estaban cortadas por los mineros, lo que fue nuestro primer escollo y tuvimos que ir hacia Chile.

Desde allí pasamos al Perú, desde Arica a Tacna. Por las rutas de Bolivia tuvimos una rotura de un amortiguador trasero debido a las rutas de ripio serruchadas y poseadas. En Auto Perú, una agencia Chery en Tacna, me solucionaron el problema, me limpiaron el filtro de aire y revisaron todo el vehículo, la verdad es que se pasó la gente de taller, a quien le estamos agradecidos.

Una bendición en Bolivia no viene nada mal para seguir adelante.

Una bendición en Bolivia no viene nada mal para seguir adelante.

En ese país recorrimos lugares como Nazca, Paracas, Lima, Trujillo, Chiclayo, etc. Hicimos luego aduana a Ecuador, recorrimos Guayaquil, Montañitas, Canoa, Esmeralda, Quito, etc. La Chery se portó de diez, pero de tan cargada que estaba le quitamos un asiento trasero para que entraran mejor las cosas. Luego llegamos a Colombia, por la frontera Tonsupa-Ipiales, hicimos ruta por Cali, Pereira, Manizales, Medellín, Río Negro, Guatapé hasta Cartagena y ahí a iniciar los trámites para mandar en barco la camioneta hasta Panamá.

Estricto control en Colombia con perro adiestrado incluido.

Estricto control en Colombia con perro adiestrado incluido.

Después de algunos días de averiguaciones y buscar precios, la mandamos en un Barco RO RO, que es más barato que en un contenedor; se envia como mercadería suelta, hay que dejar la llave para mover el vehículo. Lamentablemente en el viaje nos “revisaron” todo y se eligieron algo para ellos, pero bueno…

Mientras tanto nosotros viajamos a Panamá para re-encontrarnos con la Tiggo. Nos habían comentado que el viaje en velero era imperdible por las islas del archipiélago San Blas, por el Caribe, por lo que me puse a averiguar y concretamos uno; fueron siete días en el mar a bordo del Tarona junto a su capitán, su esposa y dos turistas francesas. Un viaje maravilloso.

Llegamos a Portobelo, Panamá y fuimos en colectivo hasta Colón a retirar la camioneta que nos esperaba. De ahí partimos a Panamá City y a conocer los canales, luego, continuando hacia el Norte hasta la frontera con Costa Rica, donde la Chery pidió un cambio de aceite y filtros. A eso se le sumó una revisión general. El comentario recurrente en las estaciones de servicio o talleres fue: “¿Y con este auto van a Alaska?” La gente no creía que pudiéramos hacer semejante viaje, ida y vuelta con la Tiggo, porque además en muchos lados no conocían la marca.

Mónica junto a la Tiggo y de fondo la inmensidad de un campo de EE.UU.

Mónica junto a la Tiggo y de fondo la inmensidad de un campo de EE.UU.

Desde aquí, cruzamos con ferry a la Península de Nicoya, recorrimos hermosísimas playas, seguimos por Tamarindo he hicimos aduana para pasar a Nicaragua, luego a Honduras, El Salvador y Guatemala (aquí fue el primer lugar en el que nos pidieron la vacuna de la fiebre amarilla). Pasamos todo Centroamérica sin problemas, pero con miedo por los comentarios de la zona, cosa que no es así; la gente es buenísima, predispuesta a ayudar y nos trataron muy bien en todos lados.

Llegando a México nos sorprendimos con que teníamos que hacer un depósito ¡por el ingreso del vehículo al país! Fueron u$s 400 que al salir nos reintegraron. Pasamos por Acapulco, Playa Azul, Guadalajara, donde los Mariachis en cada esquina con su música te hacen sentir ganas de bailar y cantar. Continuamos por Tequila, muy divertido pero teníamos que seguir…

Pasamos por Puerto San Blas, y más al norte cruzamos el Trópico de Cáncer. Ahí llegamos a EE.UU. donde comenzó nuestro problema: el idioma. Los dos, cero inglés, así que comenzamos a hacer señas para hacernos entender a lo que le sumamos el diccionario y nuestra mala pronunciación.

A no confundirse: Buffalo Bill no es el de la foto. Es Juan que se dejó la barba.

A no confundirse: Buffalo Bill no es el de la foto. Es Juan que se dejó la barba.

Ingresamos por Tucson y fuimos a Flagstaff; fue una linda emoción transitar con la Chery por la Ruta 66. Visitamos el imponente Cañón del Colorado, una gran obra de Dios para disfrutar. Recorrimos más de 1.000 km en el parque, luego por autopista a Las Vegas, Los Ángeles, Hollywood, y de ahí directo al Parque Nacional de las Sequias. Siguiendo la ruta fuimos a San Francisco y nos dimos el gusto de transitar con la Chery en la famosísima calle Lombard, en zig zag, tan popular en las películas; pasamos por el Golden Gate, el famoso puente de San Francisco, etc. Ya en Oregon fuimos a Springfield, Portland, SeaTtle y continuamos hacia la frontera con Canadá.

Fue el paso más complicado para entendernos, son súper cerrados y no había nadie que hablara español, pero lo logramos. Entramos a conocer Vancouver, ciudad portuaria muy bonita y ahí también: ni bien nos deteníamos para sacar una foto, se nos acercaban a preguntar por la Chery. Nadie la conocía así que le sacaban fotosa a ella, anotaban el nombre y se quedaban admirados de la distancia que habíamos hecho (¡y lo que faltaba por hacer!).

"Nosotros venimos de acá abajo, ven", les explica Nené a dos motoqueros europeos.

"Nosotros venimos de acá abajo, ven", les explica Nené a dos motoqueros europeos.

Recorrimos el inmenso estado de British Columbia y pasamos al de Yucón, donde abundan las flores y está todo limpio y arreglado. Finalmente, el 7 de septiembre llegamos a Alaska, ¡qué emoción! Estábamos súper felices, habíamos logrado nuestro objetivo: llegar al famoso cartel que dice: “Welcome to Alaska”. Brindamos con un vino tinto argentino sin soltar emocionados nuestra querida bandera celeste y blanca, y en cada foto que se vea nuestra “máquina”, la Chery que nos trajo sin problemas hasta aquí.

Nos emocionamos al tenerlos tan presentes a nuestros tres hijos Melina, Gustavo y Sergio, y a toda nuestra familia y amigos que tanto nos apoyaron y nos alentaron.

Diario de viaje: de Misiones a Alaska en una Chery Tiggo (ida y vuelta)

El cartel de bienvenida a Alaska y los tres protagonistas de esta historia.

Más al norte, imposible
Ahora sí, otro merecido cambio de aceite, de filtros (que los trajimos) y de cubiertas que, hasta ahí eran las originales… Desde nuestra partida recorrimos 30.500 kms. Conseguimos unas gomas usadas -casi nuevas porque las cambian para poner las con clavos- a u$s50 cada una, así que muy contentos.

Paramos en casa de unos amigos en Anchorege; como ellos trabajaban, salíamos a recorrer y un día fuimos hacia el sur, hacia la Península de Kenai para llegar hasta el punto más occidental en el que se puede manejar en América: Anchor Point.

Misión cumplida: llegaron al Círculo Polar Ártico tras recorrer más de 33.000 kms.

Después de varios días en Anchorage decidimos llegar al Círculo Polar Ártico. No fue facil, muy desolado, sin comunicación, sin lugar para cargar combustible, nos ayudaron unos cazadores para poder seguir; el camino de ripio, tierra y poco asfalto y ¡mucha lluvia! Otra nueva emoción: darnos cuenta de que estábamos nada más, ni nada menos que en el Circulo Polar Ártico. Se confundían las emociones, porque estábamos solos en la nada y queríamos comunicarnos con nuestro hijo que cumplía años.

Seguimos un poco más de 100 km. y en Coldfoot tomamos la decisión de comenzar el regreso, justo a los cuatro meses y un día de haber salido de nuestra querida Oberá. Estábamos a 240 millas del Océano Glaciar Ártico, más que cumplida nuestra meta, 33.390 km. recorridos.

Miramos el kilometraje total de la Tiggo: 59.394 kms y destapamos otra botella de tinto argentino. Brindamos y le echamos un trago al capó y le dijimos: “Gracias por traernos”. Nos dimos un gran abrazo, juntamos la primera piedrita que vimos -como recuerdo del lugar más al norte que estuvimos- hicimos un matecito, pusimos primera y ahora hasta nuestro hogar no paramos.

"La foto que tanto me pedían. Con éste kilometraje iniciamos el regreso", dice Juan.

"La foto que tanto me pedían. Con éste kilometraje iniciamos el regreso", dice Juan.

Nota: al momento de publicar este post, Mónica y Juan estaban en México, visitando nuevos lugares en su regreso a Oberá.

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios

  1. Muy buena nota, muy interesante recorrer “junto” a Juan tantos caminos.
    Felicitaciones para él, para Mónica ( y para su Chery Tiggo) por tan increíble anventura.

  2. muy buena nota, y muy lindo poder cumplir un sueño así (y animarse).

    la Tiggo es de ellos o se las dio chery de argentina??

    Si fuera Macri, a la vuelta se la canjeo por una 0km y uso esta como promoción de la marca. Con ploteo y todo

    Saludos

  3. Hola la chery es de ellos, yo soy el hijo mayor y la verdad que todos impresionados sobre todos nosotros, porque mi mama, aguanto tanto tiempo sin un abrazo de sus hijos jeje, ellos estan en districto federal en mexico, y el domingo salen para isla margarita, ahi se van a encontrar con mi hermana que sale para alla en unos dias para pasear un poco con ellos y aprovechar sus vacaciones, con ella van un par de filtros mas de nafta, aceite y aire y una correa dentada jeje para completar la vuelta. si les interesa los pueden seguir por facebook “De misiones por america” ahi van subiendo fotos y comentarios pais por pais para que la gente vea esa experiencia que estan viviendo. un abrazo y cualquier consulta no tengo problema en responder!

  4. la Chery Tiggo, deberia permanecer con sus padres ,tal cual esta ,en algun lugar que ellos determinen,y la marca o empresa ,deberia premiarlos por la propaganda que han hecho durante el viaje, porque en esa Chery,viajaron muchisimas personas como yo ,que jamas vamos a poder cumplir un sueño como este, Conocimos lugares fabulosos ,distintas culturas,en fin ,un monton de cosas y por sobre todo ,conocí dos personas maravillosas con unos hijos y familia maravillosa….todo lo que nos enseñaron durante este viaje es digno de tener una recompensa,…MONI Y JUAN….LOS QUIERO,LOS ADMIRO…

  5. Excelente nota..gran capacidad de síntesis de nuestros amigos, simpleza para dar la informaciòn, aunque las emociones que contienen cada uno de los detalles, difícilmente puedan todos advertir..sólo dos “soñadores” como ellos pudieron lograrlo..muchos a partir de ahora, sin duda, harán ajustes a muchos de sus puntos de vista..nos ayudaron a volar la imaginaciòn y viajar con ellos..Oberá los espera!

  6. Yo los segui por facebook desde que pasaron a chile, y realmente vivi la emoción con ellos. De alguna manera nos llevaron a todos sus seguidores con ellos hasta allá. Una vez que ingresaron a Alasaka, no se supo mas de ellos por unos dias, fue en el viaje que cuentan al Circulo Polar Artico, si comunicacion, y despues comensaron a aprecer las fotos de los lugares mas extremos.
    Juan y Monica, una vez mas… FELICITACIONES..!!!
    Abrazo De TIGGO para Udes.
    Marcelo – Pilar (Sfe)

  7. Saludosss!!!
    felicitaciones che…. el sueño del pibe de cualquiera que pueda y se anime , no?
    Por ahora, se me esta ocurriendo aprovechar la noticia el año que viene, con la gurizada de Panambi, para enseñarle los paises de nuestra America y sus carecteristicas,,, ..
    un abarazo
    jorge

  8. Felicitaciones!!!! a Monica y juan Realmente estoy muy contenta por ustedes que Dios les vendiga a todas tus familia ..besos y habrazos henorme…

  9. Gracias Meteoro, nunca respondí. Leí la nota pero dejé claro q no entendí la parte q decían q la habían elegido jeje

    No creo q la marca razone de la misma manera pero sería una manera práctica de promocionar la marca q acá no existe

    Felicitaciones a tus viejos Sergio Zacharczuk, muy loco tu hna haciendo de correo de partes.

    saludos

  10. Excelente la nota, todo el viaje, me recordó el viaje de los Zapp del libro “atrapa tu sueño” en que hicieron un recorrido parecido en un auto de 1928 y aún siguen viajando por el mundo. Felicitaciones para Mónica y Juan.

  11. ayer navegando en internet me encontré con su historia.quería felicitarlos y a la vez agradecerles por publicarla porque para nosotros es un mensaje de esperanza para la realización de nuestros sueños.nos encanta viajar y anhelamos poder hacerlo por un largo tiempo. el trabajo es nuestro principal obstáculo, y a veces creemos que mas grande nos ponemos menos posibilidades hay. leer su historia me hace sentir que se puede que solo es cuestión de desearlo, proponérselo y organizarse un poco ja!(fede 28 cele 33). gracias y felicidades en estas fiestas!!somos de villa ramallo prov. bs as. los esperamos cuando gusten!

  12. Hola a todos.

    Les recordamos que el Domingo 18 de Marzo, de 10 a 16, realizaremos el 9° encuentro de la linea Chery en su totalidad.

    Para los que tengan la posiblidad de concurrir, les pedimos que confirmen asistencia en el evento que figura en la página principal y del que aqui dejamos el link. http://cherytiggo.ning.com/events/domingo-18-de-marzo-9o-encuentro-en-parque-roca

    También, queremos pedirles, a los que puedan ir al encuentro pero no a las próximas caravanas solidarias, colaboraciones de cualquier tipo como ropa usada, juguetes o cualquier cosa que les esté sobrando y quieran entregar al comedor de Villa Ramallo. (todo cerrado y en lo posible sellado, como para que lo entreguemos tal cual fue armado por ustedes).

    Pedimos disculpas por las molestias que pudiera ocasionar esta comunicación, pero forma parte de la organización del evento.

    Un saludo

  13. Moni y Juan,
    Realmente los envidio sanamente, es una cuenta pendiente que tengo con mi Sra, ya que nos gusta viajar y conocer.
    Los felicito de corazon y tambien a los tres hijos que sin su apoyo no hubieran podido hacerlo.

    Un gran abrazo y el deseo de una vuelta exitosa

  14. Que Hermoso!!! Felicitaciones. Nosotros vamos a realizar un viaje a Colombia a fin de mes y quisiera saber quien les aseguro el auto. Gracias
    Silvia

  15. Realmente digo de felicitar y como alguien dijo, los envidio también sanamente, debe de ser algo inolvidable dicha travesía.

  16. Felicitaciones, cumplieron el suenio que muchos tenemos y pocos se atreben a iniciar
    un abrazo fraterno desde California.

  17. Felicitaciones!!!!!! maravilloso viaje y desafio. Seria lindo pasar por Obera algun dia a tomar unos buenos mates y escuchar los relatos. Este deseo por ustedes cumplido, es uno que ronda en nuestra cabeza desde nuestra Bahia Blanca, ademas la Tiggo me gusta cada dia mas.
    Abrazo grande a los 3 (jeje) y mejor regreso
    Gaby y Marcelo

    PD. talvez primero hagamos hasta Tierra del Fuego, (que nos queda mas cerca,jeje)
    Merd chau